De buscar hogar a ser adoptados por pareja gay acusada de violarlos y ofrecerlos a pedófilos

Los Zulock, una pareja gay activista y con deseos de ser padres. Eso es lo que aparentaban. De acuerdo con la acusación en su contra, la realidad era muy distinta y criminal.

En Georgia, EEUU, la comunidad cercana a los acontecimientos no sale de su asombro, debido a los detalles revelados por las autoridades locales, haciendo constar el sufrimiento de dos niños que sólo buscaban un hogar seguro y unos padres amorosos.

Los acusados, tras ser descubiertos y hacer confesiones grotescas, enfrentan el peso de la ley en toda la extensión de la palabra.

Con la petición de cárcel por parte de la fiscalía de Townhall, sus años de vida no alcanzarían para pagar ante la justicia los vejámenes que se les imputan, tras la confesión de otros actores involucrados en el caso.

Lee también…: Jeff Doucet: el violador de un niño cuyo padre lo asesinó ante las cámaras de TV

La adopción de una pareja gay a dos niños

William Dale Zulock, de 33 años, y Zachary Jacoby Zulock, de 35, son pareja desde hace varios años en los participaron activamente en la comunidad LGTBQ, colaborando a favor de sus integrantes en Georgia.

Además, se mostraron listos ante sus allegados para dar el siguiente paso, tras su matrimonio: la adopción de dos niños, quienes se supone estarían a salvo en su hogar, tras un largo tiempo de espera por una familia.

La pareja gay hizo varios contactos para conformar el hogar que tanto decían querer, por lo que se acercaron a una congregación evangélica de la ciudad, para comenzar el proceso, con las investigaciones correspondientes, según el periódico New York Post, que reveló el caso.

Luego de completar el proceso, quedó autorizada la adopción de dos niños, hermanos, quienes en la actualidad tienen 9 y 11 años.

¿Qué podía resultar mal, si se trataba de un trabajador de oficinas de gobierno (William Zulock) y un banquero, ambos adinerados (Zachary Zulock)?

El tiempo, más una exhaustiva investigación, darían la respuesta.

La pareja gay y los vejámenes contra sus hijos adoptivos

Antes de descubrirse los vejámenes que se le imputan a la pareja gay, las autoridades se dieron a la tarea de indagar su estilo de vida, el cual le hizo creer a su entorno que se trataba de dos personas emprendedoras que salieron adelante y estaban listas para darle una buena vida a sus hijos adoptivos.

El barrio en el que vivían, Oxford (suburbio de Atlanta), tiene casas que sobrepasan los 900 mil dólares en precios. Medios de comunicación en México, como El Imparcial, aseguran que los ingresos semanales de los acusados eran de casi 8 mil dólares (poco más de 6 millones 400 mil pesos chilenos).

Lo anterior fue revelado por las autoridades, pero resultó el menor de los detalles. Lo que descubrieron, con una alerta ciudadana, era el horroroso calvario para los niños de 9 y 11 años.

Todo comenzó con la denuncia de que un hombre, en el domicilio de los Zulock, estaba descargando pornografía infantil. Fue entonces que comenzó la investigación que llevó varias semanas, hasta que las autoridades locales encontraron una serie de delitos.

La pareja “estaba involucrada en actos de abuso sexual y un video que documentaba este abuso”, asegura la acusación, situación que tuvo lugar entre 2019 y 2021.

Una redada el verano pasado en territorio estadounidense, llevó a la policía confiscar dicha evidencia. En ese operativo, el funcionario William Zulock fue sacado desnudo de la vivienda.

Al ser interrogado minutos después, admitió haber practicado sexo oral a uno de los niños, “con la intención de satisfacer su propio… deseo sexual”.

Apariencias en redes sociales vs proxenetismo y abuso infantil

Junto a la pareja gay capturada, con evidencia de su violación y abuso contra sus dos hijos adoptivos, otros dos hombres fueron arrestados en conexión con una red de pederastía a los que los imputados principales ofrecían videos sexuales de las pequeñas víctimas.

Se trata del latino, Armando Vizcarra Sánchez, de 25 años y de Hunter Clay Lawless, de 27 años. Este último reveló perturbadora información de la pareja gay respecto de los abusos cometidos contra los dos niños.

El sujeto afirmó a los investigadores que Zachary Zulock, quien en sus redes sociales se describió como “Papá de nuestros dos niños maravillosos”, lo invitó “varias veces” a participar en el abuso sexual contra estos, pero aseguró que se negó a hacerlo.

No es la única confesión perturbadora sobre el caso, ya que en información confirmada por las autoridades locales, Zachary le envió mensajes por Snapchat diciéndole “Voy a c*g*r a mi hijo esta noche”, en referencia a la víctima de 11 años.

El contenido audiovisual de las violaciones, según la acusación formal, lo ofrecía a otros miembros de la red de pedofilia, mediante las mismas redes sociales en las que ambos se describían como padres amorosos.

A riesgo de 9 cadenas perpetuas

No sólo Zachary hizo confesiones ante los investigadores del caso de abuso de la pareja gay.

William le dijo a las autoridades que envió material pornográfico de sus hijos adoptivos, por sus redes sociales, según consta en su declaración.

Medios como Daily Wire consignaron que la investigación contra los Zulock lleva meses activa, incluso después del arresto de los acusados, lo cual incluye la intercepción de llamadas a la cárcel, sus computadores, material pornográfico que involucra a las pequeñas víctimas y el supuesto testimonio de un familiar de la pareja, el cual sería clave para dejarlos en prisión.

Los delitos que enfrentan formalmente desde agosto de 2022, son: incesto, sodomía agravada, abuso infantil agravado, delito grave de explotación sexual de niños y delito grave de prostitución de un menor.

Según los medios de comunicación citados para esta nota, los imputados arriesgan un total de 9 cadenas perpetuas, de ser encontrados culpables de los delitos. La abundante y grotesca evidencia los incrimina.

En tanto, los menores que estudiaban tercero y cuarto de primaria en un colegio de Atlanta, están bajo la protección estatal y con toda la ayuda psiquiátrica, debido a la magnitud de los abusos sufridos por la pareja que se presentaba como padres ejemplares y con un pasar económico más que estable para sus vidas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *