La joven que decía ser Madeleine McCann podría ser una niña secuestrada en 2011

Después de que Julia Wendell cerrara su perfil de Instagram, en el que acumulaba más de 1 millón de seguidores, tras demostrarse que no era Madeleine McCann, joven secuestrada en 2007 en Algarve, su historia personal ha dado un paso más allá. Un grupo de detectives, citados por La Razón, sugieren que Julia Wendell podría encajar con el caso de una niña secuestrada en Suiza en 2011.

Livia Schepp, niña desaparecida en 2011

En este caso, el grupo de detectives realiza un flashback al pasado 12 años después, donde el 29 de enero, dos gemelas de seis años (Alessia y Livia Schepp) desaparecieron, y su padre, quien las recogió, se quitó la vida el 3 de febrero. Tiempo después, su madre recibió una carta en la que decía que “nuestras hijas descansan en paz”. Desde entonces no se ha vuelto a saber de ellas.

“Estamos investigando que Julia sea Livia Schepp”

De este modo, y tras el mediático caso de Julia Wendell con la historia de Madelein McCainn, se ha abierto una nueva vía para terminar de encajar su pasado. De hecho, su portavoz, Fia Johansson, así lo ha asegurado a The Sun tras esta nueva hipótesis:

“Julia está muy abierta a la idea de que puede ser Livia Schepp y estamos investigando esta posibilidad. Hablé con ella sobre esto y está abierta al hecho de que podría ser cualquier niña desaparecida”, deslizó la psíquica y medium sueca.

Único objetivo de la joven

Tras el revuelo mediático internacional que suscitó Julia Wendell afirmando ser Madelein McCainn, su representante ha asegurado que su única prioridad es poder encajar su historia: “Julia solo quiere saber la verdad sobre quién es ella”.

No obstante, aún no se ha realizado una prueba de ADN que pueda verificar y conectar a Julia Wendell con Livia Schepp.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *